Del tiempo y del espacio

Ante diem quintum Idus Iulias: Ludi Apollinares

Tarde extraña de verano, leyendo a un historiador de la arquitectura cuyo nombre no citaré, que se ocupa de la obra de cierto arquitecto devoto de Atenea al que no citaré tampoco, que construía villas invivibles con teorías pitagóricas sobre cuerpos regulares que si existen en la naturaleza visible es en la cristalización de los minerales.

La búsqueda de la idea perfecta incorruptible, la que unifique las artes, las del tiempo y del espacio y hasta las de la palabra, pero que siempre tendrán la imperfección a que obliga la realidad del espacio real, de los materiales, del humor, del instrumento y su afinación, del gusto del momento y del recuerdo del pasado.

Rígido siglo XVI de tratados: extensión es una pared, extensión es una melodía, extensión es una estrofa. Organización serial será una fachada, organización serial será un madrigal, organización serial será un soneto. Abstracciones de teóricos, que no ponen una piedra ni componen una nota. Que no podrán evitar todas las extravagancias, todas las audacias que se ensayarán y pondrán en práctica en el siglo  siguiente.

Poco importa si hay proporción pitagórica en el gran salón de más de trescientos metros de Pietro da Cortona. Con las abejas mutantes que vuelan entre las alegorías, donde podría sonar doliente este madrigal, que aunque compuesto con la más actual música del momento, lleva en sus palabras todos los temas del amor cortés de cinco siglos atrás.

Claudio Monteverdi – Carlo Milanuzzi
Sì dolce è’l tormento (1624)

http://dl.dropbox.com/u/73330276/Si%20dolce%20%C3%A8%20'l%20tormento.mp3%20

Si dolce è’l tormento / Es tan dulce el tormento
Ch’in seno mi sta, / que tengo en mi pecho,
Ch’io vivo contento / que vivo contento
Per cruda beltà. / por una beldad cruel.
Nel ciel di bellezza /En el cielo de la belleza
S’accreschi fierezza / aumenta la fiereza
Et manchi pietà: / y falta la piedad:
Che sempre qual scoglio / Que siempre cual roca
All’onda d’orgoglio / a la ola de su orgullo
Mia fede sarà. / mi fe estará.

La speme fallace / La falsa esperanza
Rivolgam’ il piè. / me revuelve.
Diletto ne pace / Ni alegría ni paz
Non scendano a me. / descienden a mí.
E l’empia ch’adoro / Y la impía a la que adoro
Mi nieghi ristoro / me niega el consuelo
Di buona mercè: / de buena merced:
Tra doglia infinita, / Entre dolores infinitos,
Tra speme tradita / entre la esperanza traicionada
Vivrà la mia fè. / vivirá mi fe.

Per foco e per gelo / Por fuego o por hielo
Riposo non hò. / no tengo reposo.
Nel porto del Cielo / A la puerta del Cielo
Riposo haverò. / reposo tendré.
Se colpo mortale / Si el golpe mortal
Con rigido strale / de una rígida flecha
Il cor m’impiagò, / me hiere el corazón,
Cangiando mia sorte / cambiando mi suerte
Col dardo di morte / con dardo de muerte
Il cor sanerò. / el corazón sanará.

Se fiamma d’amore / Si llama de amor
Già mai non sentì / jamás la sintió
Quel riggido core / ese rígido corazón
Ch’il cor mi rapì, / que el corazón me robó,
Se nega pietate / si me niega la piedad
La cruda beltate / la dura beldad
Che l’alma invaghì: / que el alma encantó:
Ben fia che dolente, / que un día doliente,
Pentita e languente / arrepentida y lánguida
Sospirimi un dì. / suspire por mí.

Tengo esta canción de Claudio Monteverdi, perteneciente a los Quarto scherzo delle ariose vaghezze,  en media docena de versiones, pero casi todas menos estas dos de la entrada están cantadas por voz de soprano femenina.  La versión de Philippe Jarourssky, es casi perfecta pero tiene un problema, falta una estrofa, que ha sido sustituida por la música instrumental. La única versión que tengo cantada por una voz inequívocamente masculina tiene un defecto: su estilo de canto no es el más adecuado, aunque tiene sus fans…, pero señor Villazón, a Monteverdi no se lo canta así, que no está usted en el Castel Sant’Angelo esperando que lo fusilen al amanecer.

Versión completa cantada por tenor:

Traducción propia con la que hay que se benevolente, que desde hace algún tiempo mis estanterías parecen una plaza del Trastevere y hago lo que puedo.

21 pensamientos en “Del tiempo y del espacio

  1. señor Villazón, a Monteverdi no se lo canta así, que no está usted en el Castel Sant’Angelo esperando que lo fusilen al amanecer😀😀😀 ¿Otro como la Gheorghiu?

      • Ya me he fijado. Y desde luego no exageras ni un ápice. Yo diría que hasta te quedas corta😀😀😀 Aquí está la evidencia:

        Por cierto, me he quedado sin palabras ante la interpretación de la del clavecín.

        • 😀😀😀 ¿Te ha sorprendido, eh?😀
          La del clavecín es Emmanuelle Haïm la directora del grupo, Le Concert d’Astrée. A mí me huele que hay una guerra no declarada entre ella y Christina Pluhar la directora de L’Arpeggiata, que es la de la interpretación de Philippe Jaroussky. Una tiene a Jaroussky y la otra a Villazón😀
          De todos mira lo que hace Christina Pluhar con esta otra obra de Monteverdi que yo utilicé en esta entrada.😀😀😀
          Pero la diferencia es que Christina Pluhar, la que toca la tiorba, esa especia de laúd gigante, sabe que está haciendo una broma. Emmanuelle Haïm y Rolando Villazón lo hacen en serio.
          El Cd Teatro d’Amore es una delicia.
          Edito: no estaba bien el enlace. Arreglado ya.

          • Y tanto que me sorprendió: pensé que Emmanuelle Haïm iba a levitar de un momento a otro😀😀😀
            Ya vi que arreglaste el enlace: creo que pusiste unas comillas de más😉 Es evidente que lo de Christina Pluhar y Jaroussky es otro divertimento. se nota que los músicos y el público se lo están pasando de miedo😀
            Otra cosa más a la lista😉 : a ver si me hago con ese CD

  2. Monteverdi es una cumbre insuperable. Sus arias y lamentos, sus madrigales, sus óperas -Orfeo y La coronación de Popea-, quién ha llegado después de él a esas alturas de música pura. Jaroussky, me conmueve su forma de cantar. En You Tube he encontrado cosas hermosas de él. El tenor lo hace casi tan bien como lo podría hacer Plácido Domingo, con perdón de mis amigos españoles. Para mi gusto, un asesinato, una violación, un atentado terrorista. El estilo de tus entradas es magnífico. Te felicito una vez más. A mí no me ha ido muy bien en la ircorporación de música al blog. Claro que en julio he estado bastante flojo. Será que está haciendo mucho frío. Si tuviera la opción, una de las primeras cosas que pondría sería algo del Orfeo, por ejemplo, esa maravillosa ‘Rosa del cel, vita del mondo. Un abrazo.

    • Lino, la versión de Villazón tiene muchos fans, incluso existe un vídeo de Youtube que la compara con la de Jaroussky. son dos grabaciones que se hicieron con muy poco tiempo de diferencia. el problema que hay con este madrigal es que a pesar de que quien pena de amor es un hombre casi siempre es cantado por sopranos. También hay que tener en cuenta que en la época de Monteverdi y después a la voz de soprano se la considera la más bella de todas.
      Por cierto, Philippe Jaroussky es un sopranista no un contratenor, aunque simpre lo califiquen como tal.
      Sobre los problemas que tienes con el audio, ya me comentas algo, en estos momentos no puedo porque no dispongo de los “grandes archivos”, estoy de viaje.

    • No sabía que Monserrat Figueras tuviera esta canción grabada.
      La versión que sí me gusta más de Jordi Savall y su grupo, no recuerdo ahora cual en este momento, si Hespèrion XX, La capella Reial o Le concert des Nations, son las Vísperas de la Beata Virgen. Lo digo con fundamento porque tengo en Cd cuatro versiones distintas.

      • La versión de Montserrat Figueras está en un disco de Astrée con ‘Arie e Lamenti, per voce sola’, de Monteverdi. En cuanto a Jordi Savall, lo empecé a conocer, junto con Montserrat Figueras y Hesperion XX, con motivo de esos lanzamientos de música española de los siglos XV y XVI, conmemorativos de los 200 años del descubrimiento de América, que me siguen pareciendo magníficos. El conjunto tiene también una versión del Arte de la Fuga, muy agradable al oído.

    • Buenísimo, Hesperetusa. Y como dices, sin ninguna trampa: estos han demostrado que se puede reinterpretar una obra sin necesidad de pasarla por la turmix, o sin disfrazarla. Gracias por el descubrimiento.

  3. Cierto!, buenísimo!!, Yo he escuchado otra versión con Uri Caine al piano y PaoloFresu en corno, creo? versión jazz, también sin disfraces….(la intimidad del piano y la delicadeza del corno) y en este caso la trompeta con sordina, creo que es lo que acerca al alma y en este caso la profundidad del contrabajo, muy bueno!. Gracias, Hespertusa!

    • Hola Alex, bienvenido. Perdona la tardanza en contestar, pero el comentario lo escribiste cuando estaba de viaje y luego, como de costumbre se me ha echado el tiempo encima con trabajo acumulado.
      Me gusta mucho el grupo Voices of Music que sigo tanto en Youtube como en Facebook, y me gusta esta versión, tan sobria, con tenor. La voz de soprano es considerada la más hermosa y muchas sopranos cantan esta canción, pero dado que se trata de las penas de amor de un hombre, prefiero que la cante una voz masculina…, pero no la versión de Rolando Villazón, aunque tiene sus fans también, pero no es el estilo de canto que necesita Monteverdi.

  4. Pingback: El “Mal de Amor”: De los pintores holandeses del siglo XVII a los españoles de finales del siglo XIX y principios del XX « Siguiendo a Letamendi

  5. Llevo dos días completos sin poder quitarme esta pieza de la cabeza. Aporto el enlace de la maravillosa Monserrat Figueras. Lislevand con la tiorba me parece genial también. Sutilísima versión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s