El testament d’Amèlia

Edmund Blair Leighton, How Liza loved the King (1890) Towneley Hall Art Gallery and Museum. Burnley

Ante diem tertium Nonas Iulias: Poplifugia

Camino estos días entre antiguos poemas, viendo como los mitos, las viejas leyendas se resisten a quedarse en sus lugares de origen, enterradas en el tiempo que les vio nacer.

Comienza el camino en la lejana Suecia, donde una dama alejada de su caballero por la guerra hace testamento. Llegando a las tierras del sur de Europa se convierte en esta amarga y cruel historia de traición y muerte.

El testament d’Amèlia
Anónimo catalán tradicional ¿Siglo XIV?

N’Amèlia està malalta, / Doña Amelia está enferma,
la filla del bon rei, / la hija del buen rey,
comtes la’n van a veure / condes la van a ver
comtes i noble gent. / condes y noble gente.

Ai! que el meu cor se’m nua / ¡Ay! mi corazón desfallece
com un pom de clavells. / como un ramo de claveles.

També hi va sa mare / También va su madre
quan no hi ha més remei. / cuando no tiene más remedio.
– Filla, la meva filla / – Hija, hija mía
de quin mal vos doleu? / ¿de qué mal os doléis?

– Mare, la meva mare / – Madre, madre mía
penso que bé ho sabeu: / pienso que bien lo sabéis:
metzines me n’heu dades / medicinas me habéis dado
que maten lo cor meu. / que matan mi corazón.

– Filla, la meva filla, / – Hija, hija mía,
d’aixó us confessareu, / de eso os confesáreis,
quan sereu combregada / cuando hayáis comulgado
lo testament fareu / el testamento haréis.

– Ja me’n só confessada / Ya me he confesado
i en deman perdó a Déu; / y pido perdón a Dios;
també m’han combregada / también he comulgado
i tinc fet testament. / y hecho tengo el testamento.

Del meu testament, mare, / De mi testamento, madre,
poc vos n’alegrareu. / poco os alegraréis.
Set castells tinc a França, / Siete castillos tengo en Francia,
tots són al poder meu. / todos en mi poder.

Els tres los deixo als pobres, / Tres dejo a los pobres,
als pobres i als romeus, / a los pobres y a los romeros,
lo quart lo deixo als frares / el cuarto dejo a los frailes
per caritat a Déu. / por caridad a Dios.

Els altres a Don Carles, / Los otros a Don Carlos
Don Carles, germà meu, / Don Carlos, hermano mío,
i mes robes i joies / y mis vestidos y joyas
per la Mare de Déu. / para la Virgen.

El vestit d’or i plata / El vestido de oro y plata
en sent morta em poseu; / siendo muerta me pongáis;
lo mellor per mortalla / lo mejor por mortaja
per adornar el cos meu. / para mi cuerpo adornar.

També el mantell de perles, / También el mantel de perlas,
lo coixí i vel d’argent. / la almohada y el velo de plata.
– Malaguanyada roba, / – Desgraciada ropa
tota la podrireu. / toda la pudriréis.

Los cos ha de podrir-se: / El cuerpo ha de pudrirse:
fassa la roba el mateix / haga la ropa lo mismo
que es podreixin les pompes, / que se pudrieran las pompas,
l’ànima vaja al cel. / el alma vaya al cielo.

– Filla, la meva filla, / – Hija, hija mía,
i a mi, què em deixareu? / y a mí, ¿qué me dejaréis?
– Mare, la meva mare, / – Madre, madre mía,
a vós lo marit meu. / a vos, mi marido.

Que us el tingueu en cambra / Para que lo tengáis en la cámara
tothora que volgueu, / a la hora que queráis,
perquè el vetllleu de dia / para que lo veáis de día
tant com de nit ho feu, / tanto como de noche hacéis,

besant-lo i abraçant-lo / besándolo y abrazándolo
tal com fa temps soleu, / como hace tiempo soléis,
que ara no us faré nosa / que ya no os haré estorbo
l’hora que l’abraceu. / a la hora que lo abracéis.

– Filla, la meva filla, / – Hija, hija mía,
que m’ho perdoni Déu, / que Dios me perdone,
és un fals testimoni / es un falso testimonio
que vós, filla em poseu. / lo que vos, hija me hacéis.

Son pare ho escoltava / Su padre que la escuchaba
amb un ministre de Déu. / con un ministro de Dios.
– Filla, la meva filla, / – Hija, hija mía,
què aixó que dieu? / – ¿qué es eso que decís?

Ai, pare, lo meu pare, / Ay, padre, padre mío,
en cartes ho trobareu, / en cartas lo encontraréis,
metzines me n’heu dades / venenos me habéis dado
perquè morta em voleu. / porque muerta me queréis.

Traducción propia.

16 pensamientos en “El testament d’Amèlia

  1. No conocía esa canción. He estado buscando un poco y he visto que artistas comoJoan Manuel Serrat o Victoria de los Ángeles han cantado este tema tradicional catalán. Me ha apenado conocer músicas bastante más ajenas. Gracias por compartirlo.
    ¡Ah! El cuadro de Edmund Blair Leighton… mejor elección imposible. Como la voz de Montserrat Figueras.

    • El cuadro de Edmund Blair Leighton, saber de su existencia, se lo debo a uno de los comentaristas del blog, que espero que se pase por aquí entre la corrección de un examen y otro.
      Yo conocí esta canción por primera vez en la versión de Victoria de los Ángeles, pero la versión de Monserrat Figueras es única y preciosa, le da todo el dramatismo contenido, el dolor que tiene la historia. Está en un Cd que es uno de mis tesoros: Cançons de la Catalunya mil·lenària. Planys & Llegendes. Lo tengo desde hace quince o dieciséis años y no pertenece al país al que no se debe volver.
      Como todos los romances tiene una melodía que se repite cada cuatro versos, y hay diversas versiones, las que cantan Serrat y Victoria de los Ángeles son versiones abreviadas, lo que se comprende en estos poemas que son narrativos y pueden ser muy largos.
      Si todo va bien, en un par de días, hay otro romance y otra historia de amor…, a lo que me ha llevado la arquitectura renacentista y meterme de nuevo con El anillo del nibelungo

      • El otro día dije que la música era tan grande que no cabía en ese lugar, aunque no termino de estar totalmente seguro. ¿Tú qué piensas?
        Celebro que Cançons de la Catalunya mil·lenària. Planys & Llegendes no pertenezca a ese país🙂

        • No pertenece a ese país en el tiempo cronológico, pero puede pertenecer en cuanto a lo vivido. Sí, la música es demasiado grande, pero a la vez es rápida y mortífera como una saeta disparada por Apolo o Ártemis, porque no conoce las fronteras del tiempo e ignora las de la memoria.
          Pero también es cierto que ese Cd estuvo unos años en cuarentena.

          • De acuerdo: se vincula irremediablemente a nuestro pasado y lo despierta como casi ninguna otra cosa, para bien o para mal.

  2. Qué bonita versión. Bueno, “versión”, con sus matices, quede para lo de Serrat (que sin embargo quizá incluso fue importante en su momento para el proceso de recuperación de la lengua y la cultura catalanas).
    Una cuestión sobre la traducción: “metzina” tiene en efecto el sentido antiguo de “medicina”, pero yo siempre lo había entendido en su sentido moderno (y también antiguo) de “veneno”. Aquí se recogen los dos: http://dcvb.iecat.net/; el DIEC ya solo trae el sentido aún vigente. Los dos valdrían, claro, uno en sentido recto y el otro en el irónico. Ante todo es que me ha sorprendido la elección, nunca me lo había planteado.

    • He preferido usar “medicina” por la ambigüedad del concepto, teniendo en cuenta la historia que narra, la reina no va a envenenar a su hija de una manera rápida y que se note, y también por el parecido con el castellano. La palabra aparece dos veces y creo que lo correcto, lo pensé y no sé si cambiarlo, que la segunda vez, al final, traduzca por “venenos”.

      • Traducir un verso idéntico de dos formas distintas es, desde luego, una propuesta irresistible para un traductor de profesión como yo.
        Me ha hecho pensar en una reflexión de F. Rico sobre el verso “antes que el tiempo muera en nuestros brazos”, que hoy interpretaríamos directamente de un modo figurado, personificando al Tiempo; pero en su momento tenía un sentido muy distinto (y Rico aprovechaba, claro, para cantarle de amor a doña Filología). La de Amèlia es una canción que he oído desde niño y, por tanto, para mí tenía un sentido claro e indudable, como una certeza. Más allá, la verdad es que por mi parte no sé cuál sería la solución más correcta. Creo que era José María Micó el que decía que la traducción podía ser una de las mejores formas de la filología, en su sentido primigenio de amor por los textos. Desde luego puede descubrir brillos nuevos en lo ya sabido.

        • La reina no solo es asesina y adúltera, sino también codiciosa, espera que su hija le deje algo valioso en el testamento. Hay dos versos que la retratan completamente:
          – Malaguanyada roba, tota la podrireu.
          Como dije más arriba, yo conocí primero esta canción en una de las versiones de Victoria de los Ángeles, en Radio Clásica, más larga que la que he enlazado pero no tan completa como esta, donde se va viendo la progresión dramática de la historia. He visto versiones, como suele ocurrir con los romances, que incluso la hija le desea que se rompa el cuello al caer por las escaleras. Es algo que quita grandeza a la historia, pero es lo que ocurre cuando un poema se mantiene vivo durante siglos en la memoria del pueblo.
          Si a un profesional de la traducción no le parece incorrecta la traducción del mismo verso de dos maneras distintas voy a cambiarlo.
          Y muchas gracias por tus matizaciones.

          • No es lo propio, requiere su explicación, pero ahí está; y sobre todo, como la traducción es una invitación a la lectura, y la lectura es algo personal, hay casi tanta libertad para traducir como para mirar; lo que importa es ser leal a lo que uno ve, creo yo. No encajará con los presupuestos estéticos del pasado, supongo, pero miramos desde el presente y lo contamos para el presente, un poco como se traduce en el teatro, pensando en los nuevos espectadores. (Y lo dejo, que podría hablar años, pero no es el lugar.)

  3. Los exámenes están corregidos. La evaluación a medio hacer, porque le dedicamos mucho tiempo y la falta de dedicación exclusiva nos demora demasiado… Gracias, querida Hesperetusa, por la referencia. Para mí ha sido muy agradable ver que esta imagen da inicio a una entrada tan bella. Me he sentido conmovido por la voz que cantaba un texto tan hermoso.

    En cuanto a la disquisición sobre medicina y veneno, me gustaría añadir que -desde el punto de vista médico, al menos- la diferencia es muy sutil: todo depende de la dosis. Ya lo decía Paracelso: “Nada es veneno, todo es veneno: la diferencia está en la dosis”.

    Gracias, una vez más, y un cordial saludo.

    • La medicina equivocada según qué enfermedad o la dosis se trasforma en veneno, es lo que ocurre en esta terrible historia, aunque aquí la “equivocación” es buscada.
      No acabo de comprender que exista evaluación en el nivel universitario o quizá es otro tipo de evaluación. En secundaria la evaluación tiene dedicación exclusiva y está dentro del horario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s