Damas que leen

Leonor de Aquitania, muerta en 1204. Abadia de Fontevrault

Kalendae Novembres: Isia, Ludi Victoriae Sullanae

Hubo un momento, en el siglo XII, en que las mujeres se convirtieron en lectoras, y desde entonces no dejaron de leer. Para ellas se escribieron historias. Si el tiempo me lo permite, antes de que acabe el año quisiera contar una parte de una de esas historias. Pero antes de contar esa historia, hoy, cuando comienza la más melancólica de las estaciones, quiero compartir la historia de una dama que leía junto a la ventana.

Bele Doette
Texto y melodía anónimos – Siglo XII
Bibl. Nat. fr. 20 050, folio 66 r-v

Bele Doette as fenestres se siet, / Bella Doette está sentada junto a la ventana,
Lit en un livre mais au cueur ne l’en tient; / leyendo un libro, pero su corazón está en otra parte
De son ami Doon li resovient /recuerda a su amante Doon,
Qu’en autres terres est alez tornier. / que está en lejanas tierras en un torneo.
E, or en ai dol ! / y ahora, ¡estoy de duelo!

Uns escuiers as degrez de la sale / Un escudero ante las escaleras de la sala
Est dessenduz, s’est destrossé sa male. /desciende y deposita su correo.
Bele Doette les degrez en avale, / Bella Doette desciende las escaleras
Ne cuide pas oir novel male. /no espera oir una mala noticia
E, or en ai dol ! / y ahora, ¡estoy de duelo!

Bele Doette tantost li demanda: / Bele Doette entreteanto le pregunta
“Ou est mes sires, que ne vie tel pieça?”/ “¿Dónde está mi señor al que hace tanto tiempo que no he visto?”
Cil ot tel duel que de pitie plora; / el escudero con dolor, llora de piedad;
Bele Doette maintenant se pasma. / entonces Bella Doette se desmaya.
E, or en ai dol ! /  y ahora, ¡estoy de duelo!

Bele Doette s’est en estant drecie; / Bella Doette se levanta;
Voit I’escuier, vers lui s’est adrecie; / viendo al escudero, se dirige a él
En son cuer est dolante et correcie / su corazón está afligido y preocupado
Por son signor dont ele ne voit mie. / pues no ve a su señor
E, or en ai dol ! /  y ahora, ¡estoy de duelo!

Bele Doette li prist a demander: / Bella Doette le pregunta:
“Ou est mes sires cui je doi tant amer?” / “¿Dónde está mi señor al que tanto amo?”
“En non Deu, dame, nel vos quier mais celer: / “En nombre de Dios, Señora, no os lo puedo ocultar:
Morz est mes sires, ocis fu au joster.” / muerto es mi señor, cayó en el torneo”.
E, or en ai dol ! /  y ahora, ¡estoy de duelo!

Bele Doette a pris son duel a faire: / Bella Doette deja libre su dolor:
– Tant mar i fustes, cuens Do, frans / ¡Qué amarga desgracia, conde Doon, tal leal
debonaire, / y noble!
Por vostre amor vestirai je la haire, / Por vuestro amor vestiré cilicio
Ne sor mon cors n’avra pelice vaire. / y mi cuerpo no tendrá abrigo de piel.
E, or en ai dol ! /  ahora, ¡estoy de duelo!

Por vos ferai une abbaie tele: / Por vos fundaré una abadía
Quant iert li jors que la feste iert nomeie, / que el día de la fiesta en que la dedique
Se nus i vient qui ait s’amor fauseie, / los que hayan sido infieles a su amor,
ja del mostier ne savera l’entreie. /  no tendrán entrada.
E, or en ai dol! /  y ahora, ¡estoy de duelo!

Bele Doette prist s’aba’ie a faire, / Bella Doette fundó su monasterio
Qui mout est grande et adés sera maire. / que es muy grande y aún lo será mayor.
Toz cels et celes vodra dedanz atraire / Quiere atraer a todos aquellos
Qui por amor sevent peine et mal traire. / que por su amor sufren penas y desgracias.
E, or en ai dol! /  y ahora, ¡estoy de duelo!
Por vos devenrai nonne en l’eglise saint Pol. / Por vos me haré monja en la Iglesia de Saint Paul.

Traducción propia, a partir de la traducción francesa moderna.

Robert Campin, Santa Bárbara, 1438. Museo del Prado

13 pensamientos en “Damas que leen

  1. Me defiendo bastante bien con el francés moderno pero me ha sorprendido mucho la sonoridad del francés antiguo, que leo por primera vez suponiendo una lectura similar… ¡Y me ha encantado el poema en sí!🙂

    Muchas gracias por compartirlo y dejarme saber que existía.

    Estaré pendiente de tus futuras entradas sobre mujeres lectoras, prometen ser interesantes😉

    • María Monedero, el comentario, como de costumbre había ido a spam. Es una situación desconcertante, pero ahora miro el spam todos los días para que ningún comentario auténtico desaparezca.

      Con las traducciones que hago hay que ser benevolente, porque siempre son un aproximación. Y en esta se me han resistido un par de giros y un par de palabras, a pesar de haber recurrido a mi Larousse gigante😉

  2. Triste historia y penosa forma de hallar una vocación; pero hermosa para escucharla… o leerla.
    Pienso que las mujeres leen más que los hombres (desde el siglo XII al menos, según veo)… y leen con los ojos, el pensamiento y el corazón…
    Gracias por esta estupenda entrada, y un cordial saludo, amiga.

    • Gracias a ti Francisco Doña por tu comentario. Pienso, que además, esta canción que iba a publicarse mucho más avanzado este mes, es mejor forma de recordar lo que son estos dos días, que esa mascarada esperpéntica de Hallowen.
      Al fina,l todo tipo de circunstancias han hecho que el Maestro Wenceslao y su escena de caza de noviembre no estuvieran acabadas.

  3. Veo dos hermosas obras de arte ilustrando un poema lustrando una historia soberana de amor, de amor encajado en su tiempo. Esperaremos, esa intención de obra pendiente. Aparte: ya me gustaría que con tu sensibilidad notable -por aquello de trazar un gesto deseable paralelismo- un día trazaras algo acerca de un túmulo con escultura especial: el del doncel don Juan Núñez de Arce, que tenemos en la catedral de Sigüenza: un caballero con espada… y con serena actitud leyendo también un libro.
    Quedo agradecido a tu entrada, Hes, y hasta a alguna nota marginal colocada como respuesta de comentario. Te mando un abrazo amigo.

  4. Queridos amigos de El bosque de la larga espera, me encuentro estos días en una situación laboral complicada, sí incluyendo este domingo de puente, todo el puente, y casi toda la semana que viene. No puedo responder como se merece a los comentarios. Pero dentro de unos días sí. Nos vemos entonces🙂

    • Alberto esta canción es una chanson de toile, la cantaban las mujeres mientras trabajaban bordando o tejiendo. Una de ellas lleva la voz solista contando la historia y las demás responden en el estribillo a coro. El trabajo se hacía menos monótono y se conservaba un repertorio precioso poético y musical que duró probablemente mil años…, hasta que llegó algo llamado radio.
      Tu fotogalería de lectoras ya la conocía, espero que la hayan visitado mis lectores. Las mujeres que leen hicieron que se desarrollara toda una literatura que las tuvo como principales lectoras…, pero no las únicas, los hombres también se beneficiaron de ello.

    • Alberto (y Francisco Doña más arriba) Esta canción la conocí yo hace bastantes años en directo, en la interpretación de Vivien Ellis con Sinfonye, que siempre que ha gustado más pero que no existe en disco. Es una historia tan triste. Belle Doette no va a esperar un nuevo amor que ocupe el que la muerte se ha llevado. Hay varias versiones del poema en donde se ve que que el amor de Belle Doette no es un amor clandestino, por más que llame al Conde Doon “ami” que podríamos traducir por amante. El escudero se dirige al castillo de Belle Doette y ella mira por todos lados y pregunta por “mi señor”. Si ella fuera una dama casada con otro noble, señor de ese castillo la situación no sería tan clara. En esta versión del poema queda claro que el escudero se dirige a la Condesa Doette, y que ella busca con la mirada al esposo que tanto ama y que ha muerto en el torneo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s