Solsticio

Algarrobo, dedal del sol

Ante diem duodecimum Kalendas Ianuarias: Divalia, Angeronalia, Saturnalia, Hercules et Ceres

Amarillo, amarillo hacia el naranja, de un color con nombre, al nombre de una fruta. Color de sol. Pétalos casi tan sutiles, casi tan frágiles como las amapolas boreales. Amapolas de rojo encendido con pétalos como seda. Flores que no soportan ser cortadas. Amapolas en las lindes, de los trigales, de los campos de cereal del hemisferio norte. Amapolas anaranjadas de los campos del hemisferio sur.

Me levanto en la oscuridad de los días cortos del año, antes de que me de cuenta, en la tarde, ya es oscuro de nuevo. Simétricamente al otro lado del ecuador todo es diferente.

Al sol siempre se le celebra. Se le celebra en los días de oscuridad hasta que llega el momento, esos rayos perpendiculares al Trópico de Capricornio, que poco a poco remontará la luz. Se celebra con hogueras cuando esos rayos perpendiculares al Trópico de Cáncer nos den el día, aquí arriba, más largo de luz, y sin embargo, comiencen a alargarse las noches.

Trópico de Capricornio, 23º 26′ 16” S, en el Desierto de Atacama (Chile)

Pero en nuestro solsticio de invierno, mientras celebramos al sol invicto, también invicto es el sol en el verano astronómico del hemisferio sur.

Una pregunta, a mis lectores de más allá del Ecuador hacia el Sur ¿Canta el cuclillo en el paralelo 40º S y más allá hacia la Antártida?

Sumer Is Icumen In – Anónimo inglés c. 1240

Sumer is icumen in,
Lhude sing cuccu!
Groweþ sed and bloweþ med

And springþ þe wode nu,
Sing cuccu!
Awe bleteþ after lomb,
Lhouþ after calue cu.
Bulluc sterteþ, bucke uerteþ,
Murie sing cuccu!
Cuccu, cuccu, wel þu singes cuccu;

Ne swik þu nauer nu.

Sing cuccu nu. Sing cuccu.
Sing cuccu. Sing cuccu nu!

Traducción: el inglés medieval no está entre mis habilidades.

Y otra pregunta: ¿Se ha acabado el mundo?

10 pensamientos en “Solsticio

    • ¿Prímula tiene algo que ver con primavera? Es algo que me he preguntado desde hace tiempo y nunca me he puesto a averiguarlo.
      Pero la foto, la mía, es bonita. Se tomó a finales de agosto de 2004, que en Chile es el equivalente de nuestro febrero…, en la latitud de Valparaíso, precioso nombre también, ya se anuncia la primavera, como “aquí arriba” a esos días finales de febrero. Allí a estas flores las llaman “dedalitos del sol” y son semejantes a nuestras amapolas rojas, aunque no tan frágiles. Llenan las praderas, los lindes de los sembrados y los campos con una alegría solar.
      Pero, la verdad, hoy creo que la música que conviene a la entrada por mi estado de ánimo, después de un diciembre demencial es esta:

      Seguro que lo entiendes perfectamente.
      Feliz Navidad y merecidos días de descanso.

  1. Está claro que la vida es un bromazo de ese gamberro de Bugs Bunny, así que mejor procuremos no ponernos verdes, morados y grises, porque al final lo único que vamos a conseguir es que se nos caiga el escenario encima. En cuanto a las prímulas, se las llama también primaveras. Yo creo que ese nombre, que es un diminutivo, debe de significar algo así como “primerillas” y supongo que hará referencia a que no son muy grandes y son las primeras que aparecen en cada ciclo, porque florecen por enero, aunque luego el calor lo aguantan muy mal. A mí me gustan mucho, por el pétalo aterciopelado y por la variedad de colores. De todos modos, son una flor de jardín que debe de tener muy poco que ver con el espectáculo natural que deben de formar los dedalitos.

  2. 😀😀😀 Sospecho que tienes algún candidato a barítono para que lo dirija un poco este Bugs Bunny.

    Muy bonita entrada, Heperetusa, y sorprendente la canción que ha puesto. Con tu permiso me la llevo al twitter y a otros lugares semejantes. Gracias

    • 😀😀😀 Pues depende de qué lado lo mires, Alberto, se puede ser el gamberro del Bugs Bunny haciendo parodia de Leopold Stokowski…, o el pobre barítono… Llevo un tiempo recopilando por Youtube estos dibujos de la Warner que tenían que ver con la música, que fueron para mí una de las entradas en el mundo de la música clásica. Si no vives en un país que te facilite entrar en estas cosas cuando tienes ocho, nueve, diez años, por la puerta principal…, se entra por la trasera.

      En cuanto al canon inglés del siglo XIII, pues para eso está en la entrada y la entrada entera, para difundirla. Me sorprende como algunas entradas han sido compartidas muchas veces lo que dice mucho de la amabilidad de mis lectores.

      Y en la entrada, programada, apareció a ultima hora, la pregunta del fin de mundo de marras, que todo el año oyendo comentario y supe hace pocos días que estaba programado para el día 21, claro el solsticio. Como dices en tu café, a ver si nos libramos de la tontería.

      • ¡Qué buena idea! Estos muñecos, sobre todo Bugs Bunny, no han dejado títere con cabeza, y lo mismo interpretan Beethoven que Listz o que Rossini. La verdad es que algunas obras dan para ello: el barbero, el moscardón, las walkirias cabalgando, Guillermo Tell, esa danza del sable… Me pregunto por la preferida de estos sinvergüenzas. Y recuerdo una delirante interpretación de Bugs Bunny de la rapsodia húngara… Yo creo que no me he reído más con este conejo que cuando se ponía el frac,

  3. Qué bonita entrada. Me considero “de sol, de flores y de verano”. Me ha encantado escuchar Sumer is icumen in . Creo que no lo hacía desde que preparaba las oposiciones, allá por el pleistoceno, je, je.
    Gracias Hesperetusa y felices fiestas.

    • Felices fiestas, Lola y gracias por el comentario.
      También hacia mucho que no oía este obra y me ha gustado mucho la interpretación de este grupo australiano que pone gratuitamente sus interpretaciones en Youtube.

  4. No, lamentablemente no se ha acabado el mundo (léase gr. koiné kosmos), que la Tierra, esa no quiero que se termine jamás. Yo fui un afortunado que creció con Buggs Bunny (el Conejo de la Suerte en el trópico de Cáncer, en un lugar situado en los 14 grados, 37 minutos y 15 segundos latitud norte, aproximadamente). Y también influyó mucho en mi formación musical.

  5. Hermosa entrada, Hespertusa,
    Lamento informar que los cuclillos no cantan a los 40° grados de Latitud Sur, aqui en Buenos Aires estamos a 32 y jamas supe de ese hecho maravilloso…
    Lo que si, como decia mi buen amigo Rabelais
    “Las palabras se congelan en el Polo”,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s