O mitt hemland

Idus Iuniae: Festum Iovis Invicti, Quinquatrus Minores

A veces las cosas con las que nos encontramos nos hacen sonreír. Hoy, que ya son los idus de junio, tengo ganas de hacer un pequeño divertimento sobre algo que pasó hace unos días. Alguien me puede preguntar, pero tú ¿no sigues transitando por lo sublime? Pues no, porque de lo poco que voy a escribir aquí ahora no tuvo en su día decimonónico nada de sublime, ni de aristocrático, aunque la ópera naciera en cortes italianas del Renacimiento para resucitar la tragedia clásica. Pero esa es otra historia.

Cuando se estrenó Aida de Giuseppe Verdi en 1871 la ópera es un espectáculo popular, casi de masas, pero eso aún no existía en el siglo XIX, y cuando comenzó a existir en el siglo XX, la ópera, de algunos compositores, que siguió siendo muy popular fue desbancada por el cine y el deporte. Pero durante un tiempo la ópera y sus intérpretes tuvieron algo de excepcional y arrancaban tantos entusiasmos como ciertos personajes de hoy que caerán muy pronto en el olvido.

Y hace unos días me encontré con una de esas excepciones: Birgit Nilsson. Birgit Nilsson fue un fenómeno de la naturaleza, una voz oceánica, inmensa, potente y bellísima. Cuando yo hace muchos años me empezaba a adentrar en el mundo de la ópera me encontré con ella cantando Wagner, que es por lo que fue famosa. Pero cuando indagué en las grabaciones de Turandot de Puccini, ese gran oratorio pagano que fue la última gran ópera, de la que tanta gente solo conoce este aria, me encontré con que más de la mitad de las grabaciones existentes se debían a Brünnhilde, perdón a Birgit Nilsson, que nacida ocho años después del estreno, se convirtió tras la Segunda Guerra Mundial, en la princesa china cuyas antepasadas están en la Hipodamía griega.

Está claro que para poder cantar “Gli enigmi sono tre, la morte una!” hay que poder cantar antes el Hojotoho de Brünnhilde en La Walkiria.

Desde hace un par de años el proceso de llegada de un CD a mi casa es algo peculiar. No va directamente al lector de CD del salón, sino al ordenador, para transformarse en un archivo que pasará al iPod… Y así comenzaron a pasar Wagner, Weber, Mozart, Beethoven, Puccini y…, Verdi. Porque también Birgit Nilsson que coincidió en el tiempo con María Callas y Renata Tebaldi, cantó Verdi y fue la princesa etíope convertida en esclava. La caja de CD decía que había grabaciones que eran auténticas rarezas…, y tanto que las hay.

Hay varios motivos para traducir una ópera, algo que no siempre sale bien, Youtube está lleno de ejemplos hilarantes, sobre todo en inglés, que parece un idioma refractario a trasladar lo que se canta en italiano. Creo que el fundamental motivo para la traducción es que la ópera interesa y se quiere entender la historia que cuenta por absurda que sea muchas veces…, y así llegué a un disco y me encontré a Aida en el tercer acto esperando a Radamés: ¡Ah!, si vienes cruel a darme el último adiós, los profundos remolinos del Nilo serán mi sepultura…, en sueco.

y en italiano

Acto III de Aida en Kareol.

Birgit Nilsson en casa

17 pensamientos en “O mitt hemland

  1. 😀😀😀 Vale: admito a Brünnhilde añorando su Etiopía querida; pero que además sienta morriña en sueco… no sé, no sé. ¿Es eso muy lírico?😀😀
    En fin, todo sea porque el mundo entienda.
    Has estado feliz, como siempre🙂

  2. 😀😀😀 ¡Brünnhilde añora a Etiopía en sueco!😀😀😀
    Me quedé pasmada cuando comencé a oír el corte del CD porque no se me había ocurrido mirar que no estaba cantado en el original italiano. Lo curioso es que funciona bastante bien, supongo porque la cantante es excepcional…, desde luego suena mejor que muchas cosas cosas que he visto y oído en inglés en Youtube.

    • No, la verdad es que no queda nada mal🙂

      Sobre todo si lo comparamos con lo siguiente. Pero antes te aviso: no es apto para todos los oídos. Si no estás sentada, hazlo ahora mismo. ¿Preparada? Seguro que no has escuchado nunca esta aria, al menos no de esta manera:

      La donna è mobile, en español

      ¿Recuperada del susto? Pues para que te recuperes aquí una versión que tiene toda la pinta de convertirse en definitiva, canónica (está Pavarotti de por medio😉 ) http://www.youtube.com/watch?v=1n-Z2qMuM6Q

      • 😀😀😀😀
        Es lo más horrendo que he oído nunca!!!!!
        Horriblemente traducida y horriblemente cantada😀😀😀
        Edito:
        Veo que Pavarotti, un magnífico Duque de Mantua (uno de los personajes mas odiosos de la historia de la ópera, todo sea dicho) está acompañado de una serie de amigues del pop, a uno lo reconozco pero no sé quien es (mea culpa, mi ignorancia popera es increíble)…, que cantan mucho mejor el aria que el individuo que ha subido el vídeo…
        Si no hay nada más atrevido que la ignorancia.

        • Perdona por la pequeña broma, otro divertimento😉 El antídoto también iba cargado de algo de veneno😀😀😀
          Te presento a los sujetos que actúan con Pavarotti. Ahora sí que tienes que sentarte porque va para rato:
          El de negro es Sting, antiguo cantante de un grupo de los 80 llamado The Police; entre las muchas cosas que ha hecho, creo que podría interesarte, conociendo tus gustos, Songs from the Labyrinth, del que a mí me gusta Come Again
          El que se parece al Drácula de Coppola es Zucchero Fornaciari, quizá el cantante italiano más conocido fuera de Italia. Este individuo tiene que ser un cachondo mental: su disco de más éxito es Oro, incenso & birra. Quizá te suene esta canción.
          El del sombrero blanco es Lucio Dalla, cantautor italiano muerto hace muy poco. Caruso es quizá su canción más famosa, ya que fue Pavarotti quien la dio a conocer. L’anno che verrà también es de las más conocidas; aquí la versionó Patxi Andión (Transbordo en sol).
          El de los malos pelos y gabardina blanca es Brian May, guitarrista de Queen (aquí en un video homenaje a una de tus películas favoritas ; )😛 ) y astrofísico en sus ratos libres. Es coautor de un libro sobre la historia del universo.

          Dices tú de rollos😉

          • Sólo puedo decir que has aliviado un malísimo rato de trabajo y bueno…, a Sting lo había reconocido, pero no me atrevía a decir que era él por si me equivocaba…, los otros, una sorpresa. Es cierto que una canción la he escuchado muchas veces, pero no sabía de quien era.., y vaya, hasta escriben libros sobre el origen del universo, que no se pueden tener prejuicios.
            Pero me ha sorprendido la trayectoria musical de Sting…, que no sabes lo que has hecho😀😀, a alguien que tiene la obra completa de John Dowland en CD😀😀

    • De flamenco no sé absolutamente nada, comenzando por el nombre tan curioso que tiene “flamenco” que nada tiene que ver con Flandes…, cuando yo era una niña creía que Flandes y la pintura flamenca tenían que ver con el flamenco…
      Pero lo del flamenco en la lengua de la pérfida Albión tiene que ser digno de verse ¿hay vídeos en Youtube?

    • Yo tengo la grabación de este Giulio Cesare del Festival de Glyndebourne que está muy bien interpretado, especialmente por Sarah Connolly, pero cuando lo pongo me voy a veces a la cocina o a la terraza, lo oigo pero no lo veo. De todos modos aún hay cosas peores en esta ópera, por ejemplo la que hicieron recientemente en Paris Emmanuelle Haim con Nathalie Dessay como Cleopatra.
      Y mira esta escena sacada de El Gran Dictador, aquí Julio César es Andreas Scholl…

      • Hay que reconocer el mérito que tiene la De Niese para bailar, y no muy mal, cantando Da tempeste il legno infranto, y a la vez, como parece, divertirse. Lo de Sarah Connolly me parece de diez: he visto unas cuantas veces el Non è si vago e bello que pusiste aquí y está inmensa, además, como actriz: quizá tengo una mente demasiado calenturienta😀😀, pero reparé en la mirada que le echa a Cleopatra, así como de refilón, una de las veces que pasa detrás de ella. Desde luego, se metió de lleno en el papel también como hombre😀😀
        La escena de Andreas Scholl a la que te refieres la vi en su día y me divirtió un montón, independientemente del trabajo que costaba reconocer a Julio César y a ese Tolomeo vestido con un faldón y un tres cuartos piel de leopardo. Y supongo que esos tronos subiendo y subiendo será una alegoría del poder de quien se sienta en ellos, pero no creo que esas sean maneras😀

  3. Como digo más arriba tengo la grabación pero, aunque la he “escuchado entera” no la he “visto entera” y es que ciertas escenas y personajes no hay quien las aguante. Por cierto no había visto la escena-danza. La verdad es que esta adaptación tiene cosas graciosas como la de Andreas Scholl en Copenhague, pero eso, no son maneras.
    El problema que tiene la ópera barroca como la Haendel es que apenas hay acción. La acción está en los recitativos, el canto importante son arias, da capo principalmente, y duetos, y eso paraliza la acción porque son expresión de sentimientos y emociones y lucimiento para los cantantes. Era la gran época de castratos como Farinelli, Senesino, etc., para los que estaban compuestos estos papeles que hoy cantan las contraltos y mezzosopranos o los contratenores.
    Sarah Connolly es especialista en esos papeles masculinos de la ópera barroca y los canta mejor que bastantes contratenores, que no siempre tienen una voz agradable y a veces hacen especialmente antipáticos esos personajes. Andreas Scholl es diferente, es de los contratenores actuales el que más me gusta y un gran artista con un repertorio desde la Edad Media hasta el barroco.

      • Los directores de escena se dieron cuenta de que no solo existía Wagner…, ahora van a por todas. Cuando buscaba un vídeo de Aida para poner en esta entrada que al final no puse, me encontré con una Aída que no estaba en Egipto…, y cosas peores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s