Intermezzo

Michelangelo Merisi da Caravaggio. Tañedor de laúd, 1596. Museo del Hermitage, San Petersburgo

Pridie Nonas Iunias: Hercules Magnus Custos

Figura ambigua ¿es masculina o femenina? No queda claro. Muchos la habrán visto estos meses entre el 11 de noviembre del año pasado y el 8 de abril. Las colas. Las colas para ver a Caravaggio. Las colas para decir que se ha estado en la cola para ver a Caravaggio, a Kandinsky. Pero hace años ya vino. Solo. Solo en un caballete estaba en el centro de la gran galería de la pintura italiana. Así lo vi al entrar y así lo vi para despedirme antes de irme. Con el rayo de luz que entra por la izquierda, con las flores que probablemente pintó Jan Breughel de Velours.

El pelo oscuro rizado con su cinta de gasa, la blanca camisa abierta, las finas manos femeninas en el mástil y en las cuerdas. ¿Tañe o se acompaña? Se acompaña, acompaña el canto del madrigal del Jacques Arcadelt impreso en la partitura.

Sabemos su nombre, se llamaba Pedro Montoya y era castrato de la capilla papal. Una voz extraordinaria y un talento del que nada queda. Conflictivo como el pintor. El pintor que ya callada y extinguida la voz nos ha dejado su huella. La que pudo ser en una de tantas veladas en el Palazzo Madama.

8 pensamientos en “Intermezzo

  1. Magnífica entrada. Tienes un gusto exquisito. La pintura de Caravaggio se caracteriza por esos personajes de masculinidad un tanto indecisa. El famoso Baco, por ejemplo. Mi primer acercamiento en vivo a su pintura fue en Washington D.C., allá por el año 1983, cuando su famoso ‘Entierro de Jesús’ fue traído desde la Pinacoteca Vaticana a la National Gallery. Luego debe haber sido en el Museo del Prado, pero donde más lo recuerdo es en las iglesias romanas, una la Santa Maria del Poppolo, me parece. La música es justo la indicada. Da un gusto enorme acercarme a sitios como el tuyo. Te felicito. Saludos.

    • Gracias por tus palabras Lino.
      “El entierro de Cristo” vino el año al Museo del Prado, así que he tenido la suerte de ver la obra dos veces, en la Pinacoteca Vaticana y en Madrid.
      Los cuadros en Santa Maria del Popolo están en la Capilla Cerasi: son la “Crucifixión de San Pedro” y la “Conversión de San Pablo”, para esa época Caravaggio ya había dejado de pintar cuadros como el tañedor de laúd.
      Caravaggio es un pintor que sigue inquietando y en Roma parte de su obras están el mismo lugar para el que fueron realizadas.
      Cuando acabe mis trabajos de estas dos semanas espero enlazar algunas de las fotografías que tomé en Roma en el mes de abril pasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s