Que las Musas nos inspiren

Como la UNED en el Grado de Historia del Arte parece que no está por la labor de incluir alguna asignatura de Historia de la Música, yo, de cuando en cuando, iré poniendo en este espacio alguna que otra pieza, normalmente canciones, de distintas épocas de la Historia.

Creo que tenemos bastantes ganas de comenzar el nuevo curso esperando que no se produzcan las chapuzas del anterior, así que no está mal para empezar este lied de Franz Schubert tan alegre y optimista, con texto de Johann Wolfgang von Goethe, dado que ese es el ánimo con el que mejor comenzaremos el curso.

Y aunque las Musas de la mitología inspiran fundamentalmente los distintos tipos de poesía y la música: Polimnia, Euterpe, Terpsícore, Melpómene, Erato, Talía, Calíope…, son inspiradoras en general de todas los artes y las ciencias. Pero hay dos Musas canónicas no “artistas”. Así que la resplandeciente Clío esté al lado de todos los que estudiamos Historia y la celestial Urania, musa de la Astronomía se encargue de todos los que estén en las carreras de Ciencias y las Ingenierías.


Der Musensohn (El hijo de las Musas) D. 764 (1822)

Música: Franz Schubert (1797 – 1828)
Texto: Johann Wolfgang von Goethe (1749 – 1832)
Interpretan:
Jessye Norman, soprano
Phillip Moll, piano

Durch Feld und Wald zu schweifen,

Mein Liedchen weg zu pfeifen,

So geht’s von Ort zu Ort!

Und nach dem Takte reget

Und nach dem Maß beweget

Sich alles an mir fort.


Ich kann sie kaum erwarten,

Die erste Blum’ im Garten,

Die erste Blüt’ am Baum.

Sie grüßen meine Lieder,

Und kommt der Winter wieder,

Sing ich noch jenen Traum.


Ich sing ihn in der Weite,

Auf Eises Läng’ und Breite,

Da blüht der Winter schön!

Auch diese Blüte schwindet,

Und neue Freude findet

Sich auf bebauten Höhn.


Denn wie ich bei der Linde

Das junge Völkchen finde,

Sogleich erreg ich sie.

Der stumpfe Bursche bläht sich,

Das steife Mädchen dreht sich

Nach meiner Melodie.


Ihr gebt den Sohlen Flügel

Und treibt durch Tal und Hügel

Den Liebling weit von Haus.

Ihr lieben, holden Musen,

Wann ruh ich ihr am Busen

Auch endlich wieder aus?


Traducción (Kareol)


¡Vagabundeando por campos y bosques,

silbando mi cancioncilla,

así voy de un sitio a otro!

Todo me acompasa,

todo se mueve

según la medida que le marco.


Apenas puedo esperar

que aparezca la primera flor en el jardín,

el primer renuevo en el árbol.

Ellos saludan mis canciones,

y cuando retorna el invierno,

en sueños los canto todavía.


Los canto en la lejanía,

a lo largo y ancho del hielo,

¡precisamente cuando el invierno florece tan bello!

También este esplendor se desvanece,

pero nuevos motivos de regocijo pueden encontrarse

en las cultivadas colinas.


Es el tiempo en que junto a los tilos

encuentro a jóvenes aldeanos,

a los que enseguida procuro excitar.

El mozo bobalicón se inflama

y la estirada doncella comienza a dar vueltas

al son de mi melodía.


Vosotras dais a los pies alas

e impulsáis por valles y cimas,

lejos de su casa, al enamorado.

Queridas y gentiles musas,

¿cuándo reposaré otra vez

sobre su seno?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s